lunes, 6 de diciembre de 2010

[Crónica] Festival CuVa 2010 (4/12/2010 @ Palacio de Festivales)

Nueva edición del Festival Cultura y Vanguardia de Santander, donde siempre hay que acudir receptivos y con la mente abierta a nuevas propuestas musicales. Los enviados especiales de The MusicAll nos acercamos a cubrir la segunda jornada del evento, que a priori nos parecía la más potente. Pocas horas antes de salir de casa nos enteramos de una nefasta noticia: uno de los platos fuertes del cartel, The Tallest Man On Earth, no actuaría en Santander. El cantautor sueco había dado un concierto en San Sebastian el día anterior y después del CuVa tenía una importante cita en Estocolmo. A falta de conocer una versión oficial, todo apunta a que el artista decidió "huir" hacia Francia para volver a su país ante la incertidumbre aérea reinante y nos dejó plantados. Sin comentarios. Nada que objetar al festival, que obviamente es el primer interesado en que se produzca la actuación.

Como anécdota, decir que el hall y su pequeño escenario estaban forrados por completo con papel de aluminio. En el mismo hall se representaba una desconcertante performance en la que un señoruco, modestamente disfrazado de Andy Warhol, correteaba por el pasillo cual cervatillo perseguido por una marabunta de paparazzis.

Para cubrir la baja escandinava, la organización consiguió in extremis la presencia de unos Tachenko que tuvieron que actuar sin su bajista y con instrumentos prestados. Nada mejor para solventar el papelón que la espontaneidad y buen hacer de Sergio Vinadé (con su ya clásico bigote de manillar de bicicleta de paseo) y los suyos. Los maños son músicos experimentados y tienen cogida la medida al estilo pop sencillo y resultón de estribillo y coros. Aprovechando lo extraño que era de por sí el concierto, mitad acústico mitad eléctrico, se permitieron auto-versionarse añadiendo algo de "macarrismo" a las guitarras. Anécdota: los tres rompieron algo de los instrumentos prestados.

La siguiente actuación corrió a cargo de los gallegos Niño y Pistola, de los cuales tenemos que destacar cosas que nos gustaron y otras que no tanto. A su favor decir que tienen unas canciones muy redondas y conseguidas. Tocan realmente bien y los coros, a veces a tres voces, eran nítidos y bien ubicados. Pop-rock en inglés y con un estilo profúndamente anglosajón. Por otra parte ese sea seguramente su mayor "pero", suenan a más de lo mismo. Sota, caballo y rey. Algo que has oido mil y una veces en mil y un grupos, lo cual le resta mucho interés y emoción al asunto, pero en cualquier caso dieron un buen concierto con versión incluida de "I've Been Waiting For You" de Neil Young. PD: Qué preciosidad el Rickenbacker! Si es que dan ganas de aprender a tocar el bajo y comprarse uno. Clasiquérrimo.

Con la actuación de la californiana Emily Jane White llegó el momento de mayor recogimiento de la noche. La protagonista acompañaba su voz unas veces con la guitarra y otras con el piano (donde se lucía mucho más), mientras que su compañera quedaba relegada claramente a un segundo plano, haciendo tímidos coros y un buen trabajo con el violonchelo. Personálmente, me resultó complicado reprimir los bostezos sentado en una butaca a esas horas de la noche con un show tan intimista, aunque hay que reconocer que tuvieron momentos muy buenos. Entre las dos conseguían crear unas atmósferas de sonidos interesantes.

De la actuación de The Spanish Peasant Band no podemos hacer una reseña adecuada. Una pena, pero entre que les tocó actuar en el hall y que nos pilló en un momento de despiste, apenas pudimos verles. Lo poco que catamos sonó más que correcto. Rápidamente nos situamos en una buena zona para la banda estrella de la noche.


Nada creaba más expectación en la noche que la aparición de Isobel Campbell (ex de Belle and Sebastian) y sobre todo de Mark Lanegan (muy esperado por parte del público femenino, como nuestra reportera en prácticas). Con el américano tuvimos la oportunidad, por segundo año consecutivo, de gozar en directo de una de esas voces privilegiadas, superdotadas, sobrenaturales del panorama musical. Cuatro excelentes músicos escoltaban a la pareja, y junto a Isobel, utilizaron un arsenal de instrumentos importante: dos guitarras acústicas, dos eléctricas, un dobro (de la familia de las steel guitar, con un sonido genial), bajo y contrabajo eléctricos, añadidos varios a la batería y varios "juguetes" de la señora Campbell, como claves, cabasha, egg shaker y vibraslap. Tremenda la precisión nanométrica con la que ensamblaban todos los sonidos, perfección total en ese sentido.

Podríamos calificar la propuesta del dueto como calmada, detallista y contenida. Salvo en un par de temas de los bises, apenas hubo lugar para soltarse la melena con momentos rockeros. Lanegan aparecía en primera fila frente a su atril, desde el cual casi recitaba las canciones sin forzar en absoluto la voz y aun así, ésta sonaba tan imponente que llenaba en escenario por si sola. A destacar los temas "Snake Song" y "You Won't Let Me Down Again" de su disco Hawk, del cual Mark estuvo firmando ejemplares a la salida. La única pega posible al conciertazo: el poco provecho que sacan al hecho de jugar con doz voces tan distintas. Sólo en un tema se alternaron el uno con la otra en vez de cantar los dos lo mismo a la vez.

Como conclusión final, sólo nos queda desear que se siga celebrando éste evento por mucho tiempo, para que así pueda ampliar su oferta de estilos musicales y abarcar más propuestas vanguardistas y novedosas que no se ven representadas a menudo. Por ejemplo alguna incursión en la música eléctronica y experimental aumentaría el campo de miras del festival.

8 comentarios:

  1. ¿Cómo has podido conseguir el nombre de todos los pequeños instrumentos de Isobel? Madre mía!
    He visto vibradores parecidos al egg shaker! jajaja


    Firmado,
    Sra Lanegan

    ResponderEliminar
  2. El Lanegan tiene pinta de ser un tipo extraño, pero canta del carajo. Los temas en los que sale en el Songs For The Deaf de los QOTSA te quedas muñeco!

    Muy buena crónica! Me ha molado el ansia-destructiva-involuntaria-de- instrumentos-prestados de los Tachenko xD

    ResponderEliminar
  3. Secundar ya que estamos el putoamismo de los Rickenbacker!

    ResponderEliminar
  4. Una crónica correcta, no está nada mal. Aunque comparada con las que hacía un tal Alvaroto, o Alvoroto, ese si que hacía cronicazas!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias a todos mis fans. Y ya fuera de bromas:

    Cronicón! Sí señor!

    ResponderEliminar
  6. Lo primero destacar las fotacas de César, que son COCONUT.

    Un reportero debe tener recursos y guardarse algun as bajo la manga, Sra. Lanegan ;)

    El Lanegan es un señor grande y sosegado que no se mueve mucho en el escenario. A mi de las que tiene con QOTSA, la de "In The Fade" me deja síberet:
    http://open.spotify.com/track/7y381W9DKrxuIyxtGdSjxz
    Lo de los Tachenko fue las risas. No creo que los dueños se lo echaran en cara porque son de esa clase de gente con la que no te puedes enfadar xD Los comentarios del cantante entre canciones buenísimos.

    Bueno Alf, me halaga tu comentario, muchas gracias! Espero cosechar una buena base de fans como la tuya xD

    ResponderEliminar
  7. A mí de Lanegan la que más me gusta es Hangin' Tree.

    Hay que bautizar MusicAllmente a César, que pseudónimo fotográfico/artístico quiere?

    ResponderEliminar
  8. Anónimo7/12/10 2:35

    Me uno a la opinión de que Lanegan y Campbell deberían intentar jugar más con sus voces, son increíbles ambas pero creo que no aprovechan todo el juego que pueden dar juntas. Por otro lado el festival creo que ha aumentado en público respecto a la pasada edición cosa a tener en cuenta, ojala continue así.

    PD: Viva la guardia civil caminera!!!

    César

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails